¿Cómo realizar la renovación de una fachada mejorando el aislamiento térmico?

aislamiento térmico fachada

Cuando piensas en un hogar confortable, es posible que vengan a tu cabeza temas relacionados con el estilo de la vivienda, es decir, con el contenido. Aunque este aspecto es importante, no es el más esencial. También es vital que la casa tenga una buena temperatura todo el año. Es cierto que esta cuestión depende de contar con un buen sistema de calefacción y refrigeración, pero también de cómo esté aislada la edificación. Por eso, en las siguientes líneas te mostramos cómo realizar la renovación de una fachada mejorando el aislamiento térmico.

¿Por qué necesitas apostar por la renovación de una fachada para mejorar el aislamiento térmico?

Los edificios que fueron construidos tiempo atrás suelen tener problemas de aislamiento térmico. Esto provoca en la mayoría de los casos que las viviendas en invierno sean frías y que incluso puedan tener problemas de humedad.

New call-to-action

Aunque en un principio la construcción tuviese unas buenas condiciones de aislamiento térmico, que no se hayan realizado labores de mantenimiento durante décadas puede conllevar que el edificio tenga una peor resistencia e impermeabilidad en la fachada. Cuando esto sucede, está más expuesta a la humedad, al frío, al calor o a la contaminación, algo que puede llegar a perjudicar la estructura sino actuamos a tiempo.

Habitualmente suele empezar a desconcharse la pintura de la fachada. Es algo que contribuirá a agravar el problema, ya que el agua penetrará con facilidad en la zona.

Si este problema no se soluciona, la situación seguirá empeorando y la fachada cada vez estará más expuesta a las condiciones climáticas que ya hemos comentado. Dependiendo de diferentes circunstancias este proceso será más rápido o lento.

Para que no suceda todo lo que has visto, es necesario actuar cuanto antes y si es posible, antes de que empiecen los problemas. No olvides que renovar la fachada no solo mejora el aislamiento térmico de las viviendas y conlleva que sean más confortables, también supone una mejora de la estética del edificio, algo que no deja de ser importante.

¿Cómo se realiza la renovación de una fachada para mejorar el aislamiento térmico?

Contar con un buen programa de rehabilitación energética de edificios es vital y una de las partes esenciales es la renovación de la fachada. Se puede realizar con un sistema de aislamiento térmico por el exterior, conocido por las siglas SATE.

SATE es un sistema que se basa en colocar el aislamiento térmico en las paredes exteriores de la construcción y revestido con un producto de acabado. Cuando se realiza este trabajo, se logra mejorar el rendimiento térmico del edificio y por lo tanto un importante ahorro a nivel energético. Además, el acabado es decorativo para conseguir una fachada más estética. Aunque no siempre sea el objetivo, también se logra el aislamiento a nivel acústico.

Si te preguntas cómo aplicar SATE para la rehabilitación energética, estos son los pasos que debes seguir:

  • Planificación. El primer paso es planificar el trabajo a todos los niveles, servirá para determinar los plazos de ejecución y el precio de realizar esta rehabilitación. Es fundamental que este paso englobe todo lo que se va a efectuar para no tener problemas con el tiempo.

  • Preparación del soporte. En ocasiones, antes de aplicar el sistema SATE es necesario preparar la fachada. Si el soporte presentase grandes irregularidades se utiliza un mortero de enfoscado previo para luego aplicar el sistema SATE.

  • Colocación del aislamiento. Una vez tenemos un soporte más o menos plano, se inicia la adhesión y fijación mediante espigas de las placas de aislamiento.

  • Revestimiento final o acabado. El siguiente paso es añadir una primera capa del aislamiento para nivelar la fachada y después se aplicará la capa definitiva.

¿Cuáles son las ventajas de aislar a nivel térmico la fachada de un edificio?

Una vez que conoces cómo se realiza el trabajo, ha llegado el momento de que descubras cuáles son las ventajas del aislamiento térmico de la fachada, son estas:

  • Calor y frío. Como es lógico, la primera ventaja es aislar la vivienda tanto del frío como del calor, para que el ambiente sea más agradable.

  • Vapor de agua. Evitar que el vapor de agua presente en el ambiente interior se deposite en las paredes frías en invierno, evitará que aparezcan manchas de humedad o incluso moho en el interior de la vivienda.

  • Acústico. Aunque no es el principal objetivo, al aislar a nivel térmico la fachada, dependiendo de qué material aislante se instale también se consigue que el ruido penetre menos en la vivienda.

  • Consumo energético. Una consecuencia de que la vivienda esté bien aislada del frío y del calor será un importante descenso de los consumos energéticos.

  • Confort. Una vivienda que esté bien aislada del exterior ofrece una mayor confortabilidad a sus habitantes.

  • Valor. Al estar mejor aislada la vivienda, se incrementará su valor.

  • Instalación. Como el aislamiento se coloca en el exterior del edificio, se reducen al mínimo las molestias para quienes viven en el interior.

Conocer cómo realizar la renovación de una fachada mejorando el aislamiento térmico es importante, pero lo es aún más das este importante paso para conseguir una vivienda más confortable y segura.

Si quieres seguir al tanto de todas las novedades SATE, no te pierdas las actualizaciones de nuestro blog y síguenos en nuestras redes sociales.