Paneles aislantes de los sistemas SATE: ¿qué tipos existen y cuáles son sus propiedades?

Profesional colocando en fachada placas de EPS

Los paneles aislantes SATE pueden tener diferente composición y grosor, dependiendo de los objetivos que se quieran lograr. Para obtener las certificaciones que homologan su correcta función es necesario utilizar distintas combinaciones de materiales de aislamiento y morteros. Estos son los tipos que hay y sus propiedades.

Tipos y propiedades de paneles aislantes SATE

La elección de los paneles aislantes SATE se lleva a cabo tras un estudio del terreno y de las características del edificio. Por sí solos no constituyen la totalidad del sistema de aislamiento, pero sí son determinantes para cumplir con unos requisitos que permitan su certificación.

Click me

¿Cuáles son?

  • Aislamiento térmico

  • Protección frente al fuego

  • Impermeabilidad

  • Resistencia

  • Insonorización, en algunos casos.

Cada tipo de placas aislantes para fachadas aportan uno o más de los requisitos mencionados. La suma de sus propiedades y las que aportan los morteros conforman el conjunto y confieren las características necesarias para un funcionamiento eficiente. ¿Qué compuestos se emplean y qué aporta cada uno?

EPS y EPS grafito

Los paneles aislantes de exterior a base de poliestireno expandido (EPS) son los más utilizados para los sistemas SATE. La mayoría de los edificios que apuestan por esta cobertura, bien sean de obra nueva o reformados, utilizan este compuesto en concreto. Entre las ventajas que lo distinguen están las siguientes:

  • Relación calidad precio. Tiene una excelente relación calidad - precio, por lo que no supone un incremento desorbitado en el importe final de la vivienda o en la rehabilitación.

  • Adaptabilidad. Se adapta a casi todos los tipos de construcciones y climas, siendo el más utilizado a nivel europeo.

  • Estabilidad de los materiales. A diferencia de otros compuestos, una vez estabilizado mantiene sus dimensiones a pesar de los cambios bruscos de temperatura.

  • Adherencia. Se adhiere con fuerza al mortero adhesivo que, junto con la sujeción mecánica, lo une a la pared.

  • Moldeo. Es fácilmente moldeable para su adaptación a diferentes formas de la fachada, incluso en obra.

  • Humedad. Las celdas cerradas de las que se compone son más resistentes a la humedad que otros compuestos. Es básico que cualquier aislante esté bien seco antes de aplicar las últimas capas de mortero.

  • Peso. Es extremadamente ligero, por lo que no añade un peso excesivo a la estructura y resulta más fácil de fijar.

  • Acabados. Tiene una alta compatibilidad con todos los compuestos, sean de polímeros o cementosos. Además, no necesitan una elevada cantidad de producto para lograr una superficie perfectamente lisa.

  • Durabilidad. Con un mantenimiento adecuado se consiguen prolongar sus características inalterables por muchas décadas.

  • Menor espesor. En el caso de EPS grafito, se consigue una alta eficiencia con un espesor mínimo, lo que puede resultar más estético en la mayoría de las ocasiones.

  • Radiación térmica. El EPS grafito es más conveniente que el sencillo en lugares con alta luminosidad solar ya que refleja la radiación térmica.

XPS

En los casos en los que se requiere una efectividad superior a la que ofrece el EPS, es recomendable el uso de poliestireno extruido XPS. Esta espuma es más resistente, ofrece un mejor aislamiento térmico y también cumple con la función de insonorizar. Además, se encuentra en el grupo de los materiales económicos.

Espuma fenólica

Las planchas de espuma fenólica poseen muchas similitudes con las anteriores, pero destaca sobre ellas por tres aspectos principales: la excelente resistencia mecánica, el mayor aislamiento respecto al espesor y un comportamiento bueno ante el fuego.

Lana mineral

Este es un aislante superior a los anteriores en algunos aspectos. Entre sus características destacan las siguientes:

  • Mayor vida útil. Conservan el 100 % de sus propiedades a lo largo del tiempo, a pesar de las condiciones meteorológicas adversas.

  • No existen problemas de dilatación. Por tanto, no producen grietas.

  • Tienen la mayor resistencia al fuego. Son consideradas de clase A ante la exposición directa a las llamas.

Corcho

Por último, hablaremos de los paneles SATE de corcho aglomerado. Estos no son los más convenientes como solución energética, pero también tienen algunas ventajas. Por ejemplo, se obtienen en un proceso de prensado con la corteza de los árboles. Además, es económico y perfecto para aquellos edificios que tan solo necesiten una mejora o que no estén excesivamente expuestos a los elementos.

Como puedes ver, existe una amplia gama de paneles aislantes SATE. Ahora que conoces todas sus características, seguro que te resultará más sencillo elegir el adecuado para tu proyecto. De todos modos, si te ha quedado alguna duda, en Weber siempre estamos dispuestos a asesorar a nuestros clientes. Contacta con nosotros y responderemos a todas tus preguntas.