Comprar SATE: Guía práctica

Comprar SATE

En los últimos años, el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE) ha experimentado un aumento significativo en su uso por parte de los constructores en sus proyectos. Este aumento se debe principalmente a la creciente conciencia sobre la importancia de la eficiencia energética en la construcción, así como a las regulaciones cada vez más estrictas en materia de aislamiento térmico. 

Sin duda, el SATE ofrece una solución eficaz y rentable para mejorar la eficiencia energética de los edificios, proporcionando un aislamiento térmico óptimo y protegiendo la estructura contra las pérdidas de calor. 

¿Estás pensando en comprar SATE? Desde Weber hemos preparado una guía práctica para acercarte todo lo que debes tener en cuenta. ¡Sigue leyendo! 

Guía SATE

¿Por qué comprar SATE?

Sin duda, comprar SATE lleva implícito una serie de ventajas que lo convierten en una opción atractiva para mejorar la eficiencia energética y el confort térmico de los edificios. Entre algunos de los beneficios que conlleva comprar SATE podemos distinguir: 

Eficiencia energética

En primer lugar, el SATE está diseñado para reducir significativamente las pérdidas de calor en invierno y la entrada de calor en verano, lo que disminuye la necesidad de usar calefacción y aire acondicionado. Esto se traduce en un menor consumo de energía y, por lo tanto, en un ahorro en las facturas correspondientes a los sistemas de climatización. 

Confort térmico

En segundo lugar, al aislar térmicamente el exterior de un edificio, el SATE contribuye a mantener una temperatura más estable en el interior, evitando los cambios bruscos de temperatura y creando un ambiente más confortable para sus ocupantes.

Mejora del aislamiento acústico

Además de proporcionar aislamiento térmico, algunos sistemas de SATE también ofrecen beneficios en términos de reducción del ruido exterior, lo que contribuye a un ambiente más tranquilo y confortable en el interior.

Reducción de la condensación y moho

Al crear una barrera térmica en las paredes exteriores, el SATE ayuda a prevenir la condensación en las superficies interiores, lo que reduce el riesgo de formación de moho y humedad en el interior de los edificios.

Mejora estética 

Por último, el SATE puede mejorar la apariencia estética de un edificio al proporcionar una superficie uniforme y lisa, que puede ser acabada con una amplia gama de revestimientos decorativos y colores, permitiendo una mayor personalización y adaptación al entorno.

Consideraciones a tener en cuenta antes de comprar SATE 

Si estás pensando en comprar SATE, es importante tener en cuenta una serie de consideraciones para asegurarse de tomar la mejor decisión para tu proyecto. Desde Weber, entramos en detalle en algunas de las más importantes: 

  • Necesidades de aislamiento: En primer lugar, antes de comprar SATE, es recomendable evaluar las necesidades específicas de aislamiento térmico de tu edificio. Esto incluye factores como la ubicación geográfica, el clima local, el tipo de construcción… 
  • Tipo de SATE: Existen diferentes tipos de sistemas de aislamiento térmico por el exterior, diferenciando entre aquellos con poliestireno expandido (EPS), poliestireno extruido (XPS), o lana mineral, entre otros. En función de tus necesidades de aislamiento, será necesario instalar uno u otro. 
  • Regulaciones y normativas: En tercer lugar, al comprar SATE, asegúrate de cumplir con todas las regulaciones y normativas locales relacionadas con el aislamiento térmico y la construcción. Esto puede incluir requisitos específicos de espesor de aislamiento, permisos de construcción y estándares de calidad.
  • Compatibilidad con el edificio existente: Si se trata de un proyecto de rehabilitación, deberás considerar la compatibilidad del SATE con el tipo de construcción existente. Algunos sistemas de aislamiento pueden requerir modificaciones en la estructura del edificio o bien en los elementos arquitectónicos, por lo que es importante evaluar si es viable desde el punto de vista técnico.
  • Resistencia al agua o al fuego: Por último, asegúrate de que el material de aislamiento tenga propiedades de resistencia al agua y al fuego, protegiendo así eficazmente la estructura contra la humedad y las filtraciones, y cumpliendo la normativa de seguridad contra incendios.

Proceso de instalación del SATE

En cuanto al proceso de instalación del SATE, este requiere de una serie de pasos cuidadosamente planeados. 

En primer lugar, el proceso de instalación del SATE debe comenzar con la preparación de la superficie, asegurándose de que esté limpia y libre de imperfecciones. Posteriormente, se fijan los paneles aislantes con un mortero específico para tal fin de manera uniforme, asegurando la perfecta adhesión

Una vez colocados, y tras tratar juntas y elementos arquitectónicos que pueden generar puentes térmicos, se fortalece el sistema con un mortero de refuerzo enmallado. Por último, con el objetivo de proteger y dar acabado estético al sistema de aislamiento, se aplica un revestimiento final sobre toda la superficie.

Es fundamental seguir las instrucciones del fabricante y contar con la asistencia de instaladores profesionales para garantizar una instalación correcta y eficaz del SATE. Cada paso del proceso tiene su importancia para asegurar la efectividad del aislamiento térmico y la durabilidad del sistema en el tiempo. 

Mantenimiento y cuidados necesarios en SATE 

Por último, si estás pensando en comprar SATE, debes tener en cuenta una serie de prácticas de mantenimiento que contribuyen a su eficacia y durabilidad a lo largo del tiempo

Primero, es crucial realizar inspecciones periódicas del SATE para detectar cualquier daño o deterioro. Esto incluye revisar si hay grietas, desprendimientos o signos de infiltración de agua. Como es evidente, la detección temprana de problemas permitirá abordarlos antes de que se conviertan en preocupaciones mayores.

Además, mantener limpia la superficie del SATE es esencial para su buen funcionamiento. De esta manera, se debe evitar la acumulación de suciedad, polvo, musgo u otros contaminantes que podrían afectar su eficacia. La limpieza regular con agua y detergente suave es recomendable, evitando el uso de productos abrasivos que podrían dañar el revestimiento.

Por otro lado, como es lógico, cuando se detecte algún daño en el SATE, como grietas o desprendimientos, es importante realizar las reparaciones necesarias de inmediato. Utilizar materiales de reparación compatibles con el sistema de aislamiento y seguir las instrucciones del fabricante garantiza una solución duradera y efectiva.

Sin duda, desde la mejora de la eficiencia energética hasta el aumento del confort térmico, el SATE se presenta como una solución integral para mejorar el rendimiento térmico de los edificios. ¿Estás pensando en comprar SATE y necesitas asesoramiento profesional? En Weber estaremos encantados de ayudarte. ¡Contacta con nosotros!