Tratamiento juntas de dilatación fachada SATE: Todo lo que debes saber

Junta de dilatación

El Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE) destaca por ser una solución de construcción capaz de proporcionar una completa eficiencia energética, un aumento en el confort interior y una protección estructural de manera efectiva en los edificios. 

Pero, cabe destacar que, pese a tener estos notable beneficios, la correcta ejecución de su instalación es esencial para evitar la formación de puentes térmicos que comprometan la eficacia del sistema y resulten en pérdida de energía.

Dentro del proceso de instalación del SATE, los puntos singulares en las fachadas son de particular importancia, requiriendo una atención especial. Entre estos puntos, las juntas de dilatación en SATE representan un área de preocupación, generando interrogantes sobre su adecuado tratamiento.

Si quieres saber cómo llevar a cabo un buen tratamiento en las juntas de dilatación de fachadas SATE, continua leyendo. ¡Te lo contamos!

Guía SATE

¿Qué son las juntas de dilatación?

Antes de entrar en detalle en el tratamiento de las juntas de dilatación, es esencial entender qué son y qué papel juegan. De esta manera, las juntas de dilatación se caracterizan por ser puntos estratégicos en la construcción que permiten que los materiales se expandan y contraigan de manera controlada en respuesta a factores como cambios de temperatura o humedad. 

En el caso del sistema SATE, estas juntas de dilatación son esenciales para evitar tensiones que podrían dañar tanto el revestimiento como la estructura. De esta forma, un mal tratamiento de las juntas de dilatación no sólo impacta en la apariencia estética del edificio, sino que también afecta directamente en el funcionamiento y la eficiencia del sistema, lo que puede resultar en una reducción de la eficiencia energética y generar serios problemas estructurales. Entendiendo esto, ¿cómo se debe llevar a cabo el tratamiento de juntas de dilatación en fachadas SATE? ¡Sigue leyendo! 

Tipos de juntas de dilatación en fachadas SATE

Antes de conocer cómo llevar a cabo el tratamiento de juntas de dilatación en fachadas con sistemas SATE, es importante comprender los diferentes tipos de juntas de dilatación utilizados en estas fachadas para garantizar su correcta instalación y funcionamiento. Desde juntas verticales y horizontales hasta perfiles específicos para esquinas y encuentros, cada tipo cumple una función crucial en la integridad y el rendimiento del sistema SATE:

  • Juntas verticales: Estas juntas se encuentran en la dirección vertical de la fachada y suelen ubicarse entre diferentes paneles de revestimiento. También pueden separar secciones de la fachada que están sujetas a movimientos diferentes, como esquinas o encuentros con otras estructuras.
  • Juntas horizontales: En segundo lugar, estas juntas se instalan en la dirección horizontal de la fachada, generalmente entre pisos o entre elementos arquitectónicos como balcones o aleros, permitiendo la expansión y contracción de los materiales debido a los cambios de temperatura y humedad.
  • Juntas perimetrales: Se ubican alrededor de aberturas en la fachada, como ventanas, puertas, entradas de aire o salidas de conductos. Estas juntas garantizan que la expansión y contracción de los materiales no cause daños en las aberturas y que estas permanezcan herméticas y funcionales.
  • Juntas de esquina: Son juntas especiales ubicadas en las esquinas de los edificios donde convergen dos paredes. Estas juntas permiten el movimiento de las paredes adyacentes y evitan la formación de grietas o deformaciones en las esquinas.
  • Juntas de dilatación estructural: Son juntas diseñadas para permitir movimientos estructurales más grandes en la fachada, como la expansión y contracción debido a cambios estacionales o cíclicos. Estas juntas suelen ser más anchas y profundas que otras juntas de dilatación y pueden requerir un tratamiento especial para garantizar su estanqueidad y durabilidad.

Tratamiento para las juntas de dilatación SATE

Como veníamos comentando, independientemente del tipo de junta, es crucial que estas sean instaladas correctamente para garantizar un óptimo rendimiento del sistema en su totalidad. Si el confort térmico se ve comprometido debido a fugas en las juntas de dilatación, el rendimiento del sistema SATE se verá afectado negativamente.

Para lograr una instalación adecuada, es fundamental llevar a cabo una planificación detallada del sistema de aislamiento térmico exterior, identificando los puntos estratégicos para ubicar las juntas de dilatación. Esto implica considerar la disposición arquitectónica, las condiciones climáticas y las características específicas del edificio.

Cuando se trata de abordar las juntas de dilatación en edificios con SATE, o en situaciones donde se requiere una adecuada absorción de los movimientos de asentamiento, es necesario incorporar los Perfiles de Junta de Dilatación o Perfiles de Ángulo Interno según corresponda. Estos perfiles deben ser instalados de manera precisa y sellados adecuadamente para prevenir la infiltración de agua y aire. Además, en esquinas internas, se debe utilizar el Perfil de Junta de Dilatación en Ángulo. 

Una vez instalado el perfil, este quedará oculto, proporcionando una junta visualmente limpia. Durante la aplicación del mortero de capa base y el revestimiento final, se recomienda colocar algún elemento intermedio en la junta para lograr una terminación uniforme de los bordes del perfil.

En definitiva, asegurar un tratamiento adecuado de las juntas de dilatación durante la instalación de un SATE es crucial para garantizar su efectividad a largo plazo y proteger la integridad del edificio. Así, adoptar un enfoque proactivo en el manejo de estos puntos específicos no sólo asegurará un aislamiento térmico eficiente, sino también un rendimiento duradero de todo el sistema de aislamiento térmico exterior.

Si necesitas más información, en Weber estaremos encantados de asesorarte. ¡Contacta con nosotros!