Opciones de texturas para SATE

Obra de referencia Facultad magisterio UPV

Al diseñar cualquier edificio se debe prestar atención tanto a su funcionalidad como a su estética. Debe contar con materiales de calidad e incorporar todos los elementos que garanticen el confort de los futuros habitantes de la construcción. Para conseguirlo, es necesario tener en cuenta diferentes cuestiones. Sin duda, una de las más importantes es la fachada. Se debe apostar por un sistema que logre el mejor aislamiento térmico, pero que al mismo tiempo resulte atractivo. Por eso, en las siguientes líneas te invitamos a conocer las opciones de textura para SATE.

¿Cuáles son las opciones de texturas para SATE?

Antes de conocer las distintas opciones de texturas para SATE, tenemos que explicar que se trata de un sistema de aislamiento térmico exterior para fachadas. Es la mejor solución que puedes encontrar en el mercado si quieres mejorar energéticamente tu edificio o vivienda, y se compone de varias capas.

La capa de acabado principal de SATE se utiliza tanto para proteger la instalación de las agresiones externas, como el sol, el viento o la lluvia, como para aportar impermeabilidad al agua, y es permeable al vapor de agua. Otro aspecto importante es que al ser la parte más exterior de la fachada es la que le confiere el aspecto final en cuanto a color y textura.

🟡 Puedes ver muchos más weberinars en nuestro canal de Youtube🟡

 

Podemos decir, que la cuestión más importante que se tiene en cuenta cuando se elige el acabado final SATE, es decir, el color y la textura es la estética. Los acabados a nivel de textura pueden ser de distintos tipos, que van desde revestimientos con un acabado liso hasta rugosidades de hasta 2,5 mm, siendo las granulometrías más utilizadas las que tienen tamaño de árido entre 1,1 y 1,5 mm. Por supuesto, las posibilidades a la hora de elegir el color son inmensas, pero se tendrá que valorar la opción que mejor se adapta al entorno y a otros elementos presentes ya en la construcción.

En cualquier caso, el acabado final de la fachada tiene que cumplir estos tres requisitos:

  • Resistencia a la filtración del revestimiento exterior.

  • Resistencia a la filtración de la barrera contra la penetración de agua.

  • Composición de la hoja principal.

Encontrarás en el mercado diferentes soluciones para poder elegir el color y la textura de la fachada. Por supuesto, hablamos de edificios de nueva construcción, pero también de obras para rehabilitar una antigua edificación.

Más allá de los resultados que se logran a nivel estético, el uso del sistema de revestimiento SATE en edificios permiten un alto aislamiento a nivel térmico, con el consiguiente ahorro energético. Además, reducen al mínimo los puentes térmicos. También aíslan la vivienda del ruido exterior.

Como se colocan en el exterior, no reducen el tamaño de las viviendas. Sin olvidar que cuando se emplea en la rehabilitación de un edificio ya construido, no altera la vida de los vecinos en ningún momento.

Además, existen diferentes tipos de SATE, para que puedas encontrar el que mejor se adapta a la construcción y cubren de forma óptima todas sus necesidades.

Podemos resumir de esta manera las ventajas que presentan los diferentes sistemas SATE:

  • Aislamiento térmico.

  • Aislamiento acústico.

  • Aislamiento frente al fuego.

  • Transpirabilidad.

Además, como ya sabes, es posible elegir el acabado estético teniendo en cuenta el color o la textura. También debe escogerse el que mejor encaje con la imagen proyectada para la construcción.

De hecho, la fachada de un edificio dice mucho de la construcción. Puede trasmitir elegancia, distinción, innovación o calidad. El futuro usuario estará convencido de que todas estas características las encontrará después en las viviendas, sobre todo, si se trata de un edificio de nueva construcción.

Al final se trata de crear una construcción que se integre en el entorno, pero que de alguna manera también marque la diferencia nivel arquitectónico y en cuanto a las prestaciones que ofrece a todos los niveles.

 

¿Qué más debes saber sobre las opciones de texturas para SATE?

A la hora de elegir el acabado para SATE más adecuado, puedes escoger entre estas opciones:

  • Acabados revocados. Cuentan con una textura que es tanto rugosa como uniforme. Para lograr esta rugosidad se utiliza un árido de diámetro único.

  • Revoques de textura rugosa y acanalada. También ofrece revoques de textura rugosa y acanalada, que se logra por el árido cilíndrico y por la forma en la que se orienta.

  • Revoques de textura libre. Da la opción de aplicar efectos decorativos.

  • Acabados aplacados de ladrillos acrílicos, cerámicos de arcilla y piedra. Aportan diferentes texturas al acabado final.

  • Acabado proyectado. Se utiliza una pistola con una boquilla, que permite elegir hasta qué punto será rugoso el acabado.

  • Acabado rayado. El material cuenta áridos cortantes y se aplica para conseguir una superficie que dé la sensación de estar rayada.

  • Acabado planchado. Se aplasta con una llana, consiguiendo una textura lisa.

  • Acabado directo. Se utiliza una llana y se elige el árido adecuado para obtener la textura que deseas.

  • Acabado fratasado. Después de extender el material, se presiona la superficie con movimientos circulares.

Como has visto, tienes a tu disposición diferentes opciones de texturas para SATE, tu elección dependerá del efecto que quieras conseguir.

¿Quieres que te ayudemos a elegir? Contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.