Grosor SATE: ¿qué espesor necesita una fachada para garantizar su aislamiento?

GROSOR SATE

A la hora de afrontar un proyecto de aislamiento de fachadas, ya sea de obra nueva o de rehabilitación, son muchos los factores que se deben tener en cuenta para garantizar, en cualquier caso, unos inmejorables resultados. 

Entre estos factores se encuentra el espesor de la fachada. Desde Weber, vamos a centrarnos en qué grosor debería presentar el SATE para asegurar un completo aislamiento térmico y acústico.

Nueva llamada a la acción

¿Qué es el grosor del SATE?

El grosor SATE hace referencia al espesor que debe tener el material aislante de este sistema de aislamiento por el exterior para posibilitar y garantizar un completo confort térmico y acústico en el interior de la vivienda de acuerdo a lo establecido en el Código Técnico de la Edificación.

Este grosor SATE dependerá, básicamente, de los requerimientos fijados y recogidos en el Código Técnico de la Edificación – Ahorro de energía en donde para cada zona geográfica se asigna un valor para cumplir con la demanda energética. Además, el valor de espesor SATE variará ligeramente del material aislante escogido, en función a su conductividad térmica.

 

¿Qué indica el CTE sobre el espesor del aislante en un SATE?

El CTE, dentro de su documento acerca del ahorro energético (CTE DB-HE), indica cuál debe ser el límite del consumo energético para las diferentes zonas climáticas. De esta manera, se establecen las diferentes características y requisitos que deben cumplir los edificios para garantizar el máximo confort en el interior de las viviendas. 

Por otro lado, en su documento DB-HE1 se recogen los diferentes valores del coeficiente global de transmisión de calor a través de la envolvente térmica que deben ser referentes a la hora de afrontar un proyecto de obra nueva o de rehabilitación, que servirán para el cálculo del grosor del aislamiento en SATE será necesario. 

En este sentido, además de analizar y controlar la demanda energética que requiere cada edificio, se establecen varias características y requisitos a seguir en la envolvente térmica del mismo, de modo que se pueda garantizar su aislamiento. 

Por lo tanto, para determinar qué espesor debe tener el SATE es necesario, tener en cuenta las transmitancias térmicas máximas que deben tener los elementos de la envolvente térmica (fachada o cubierta), un valor que variará en función de la ubicación geográfica. 

De esta forma, el grosor del aislante en una fachada con SATE será distinto según las diferentes zonas de nuestro país, haciendo una diferenciación en invierno de la A a la E, y en verano del 1 al 4.  

De esta manera, a partir de estas delimitaciones se establece la transmitancia térmica tanto de la fachada como de la cubierta. 

Si nos fijamos en el la tabla del Anejo E del Código Técnico de la Edificación, que nos da valores orientativos para el predimensionado del cerramiento, se establecen los siguientes valores de espesor fachada SATE:

  • Zona climática A. Se da en provincias como Huelva, Cádiz o Almería. Los espesores serán de 50 mm, con una transmitancia térmica recomendada de 0,50 W/m2·K.
  • Zona climática B. Pertenecen a esta zona provincias como Sevilla, Tarragona o Alicante. En este caso, el grosor SATE necesario será de 50mm, con una transmitancia térmica de 0,38 W/m2·K.
  • Zona climática C. Se considera que pertenecen a esta zona provincias como La Coruña, Santander o Barcelona. El espesor SATE será de 100mm, teniendo en cuenta una transmitancia de 0,29 W/m2·K.
  • Zona climática D. La encontramos en Lugo, Zaragoza o Madrid. El espesor de las fachadas será de 110 mm, con una transmitancia térmica de 0,27 W/m2·K.
  • Zona climática E. Provincias como Burgos, Soria o Ávila pertenecen a esta zona climática, siendo necesario un grosor SATE de 130 mm y una transmitancia térmica recomendada de 0,23 W/m2·K. 

 

¿Qué más debes saber sobre el espesor del aislante necesario en un SATE para una fachada?

A la hora de aplicar el sistema de aislamiento en un proyecto de obra nueva o rehabilitación de fachadas, únicamente se deben tener en cuenta los valores establecidos en las zonas climáticas de invierno. Y debe ser un técnico el que realice los cálculos para el edificio objeto de estudio mediante programas de simulación energética en base a la limitación de la demanda energética establecida en el CTE en función al tipo de edificio y su uso. 

Esto se debe a que, como se estipula en el CTE, el espesor mínimo se tiene que establecer teniendo en cuenta las peores condiciones del clima, siendo estas las más exigentes en invierno. 

Además, también se remarca que los valores presentados en el anejo E del DB-HE son meramente orientativos, debiendo atender a los cálculos para determinar los definitivos. De esta forma, el espesor SATE podría variar de los valores obtenidos en la simulación respecto los valores predimensionados. 

 

¿Cómo calcular el grosor necesario para el SATE?

Sin lugar a dudas, el grosor SATE óptimo será aquel que garantice la mayor eficiencia energética, apostando por conseguir como resultado edificios de consumo de energía casi nulo. 

Como hemos comentado, el espesor SATE óptimo variará según la ubicación, debiendo tomar de referencia los valores indicados en el Código Técnico de la Edificación. 

Por otro lado, también es necesario controlar otros factores como la orientación del edificio, el soleamiento que tiene o los huecos que puede presentar la envolvente. 

Para calcularlo, existen multitud de programas y herramientas que facilitan las tareas de cálculo de transmitancia térmica. En Weber, ponemos a disposición de todos los instaladores SATE la calculadora de transmitancia térmica Weber; una herramienta sencilla e intuitiva que permite obtener un valor orientativo del valor de la transmitancia térmica para el cerramiento objeto de estudio (en base a lo establecido en el anejo E del DB HE), así como el espesor de aislamiento necesario en base al sistema webertherm elegido para cumplir con el CTE. Este hecho no exime a un técnico de realizar el cálculo mediante programas de simulación energética. 

¿Necesitas asesoramiento profesional? En Weber estaremos encantados de proporcionarte la información que necesites. Contacta con nosotros.