¿Cómo rehabilitar antiguos soportes de mortero?

Con el paso de los años, los morteros de muros y fachadas, se degradan y pierden sus propiedades (dureza, resistencia, impermeabilidad, adherencia,...) debido a agentes externos, haciendo necesaria su renovación.

Problemas más comunes

Miniatura

La humedad, el salitre, el hielo y los cambios de temperatura, causan la degradación progresiva de los muros provocando desprendimientos y el consecuente deterioro de las fachadas de mortero. Con el tiempo esta degradación acabará afectando a la totalidad de la fachada.

Miniatura

En casos en los que no sea posible una actuación de mejora energética con sistemas de aislamiento, para frenar la degradación, es necesaria la renovación de la fachada o la impermeabilización del muro, con un revestimiento mineral o mortero monocapa especialmente indicado para soportes antiguos y rehabilitación que sea un mortero mineral en base a cal, deformable, muy adherente y ligero, para no tener incompatibilidades con un soporte antiguo.

Preparación del soporte

  1. En fachadas degradadas, eliminar el mortero en su totalidad y limpiar el soporte con agua a presión.

  2. En muros, vaciar las juntas de la piedra en una profundidad de 2 a 5 cm, sustituir piedras y ladrillos degradados y limpiar con un cepillo metálico.

  3. Rellenar las juntas, huecos y coqueras del soporte con el mortero base de enfoscado webercal basic, o directamente con los revestimientos webertherm clima o webercal revoco, aditivados con una mezcla de agua y weber latex C10, en una proporción 4:1.

Aplicación

  1. Realizar una primera capa de nivelación con el mortero elegido: webercal basic, webercal revoco o webertherm clima.

  2. Sobre soportes poco consistentes, armar el mortero con webertherm malla 200, anclada al soporte con una espiga cada 1 m2.

  3. Aplicar y proceder con el acabado de webercal revoco o webertherm clima en una o dos capas, según el espesor necesario.