¿Cómo asegurar la estanqueidad de balsas, piscinas o depósitos de agua?

Las piscinas, balsas de agua, fuentes, depósitos enterrados canalizaciones subterráneas deben ser estancos por definición, desde su construcción. A pesar de ello, suelen perder agua.

Problemas más comunes

Miniatura

La naturaleza de los materiales utilizados en estas construcciones no garantiza su estanqueidad. Tampoco los revestimientos (cerámica, pintura...), son estancos por sí solos.

Miniatura

Estos materiales tienen poca resistencia a la presión (balsa llena) o a la contrapresión (balsa vacía) de agua, derivando en puntos de filtración.

Miniatura

Además, los materiales de construcción no son insensibles a la intemperie, pudiéndose romper aunque la estructura sea estable, propiciando la aparición de fisuras.

Miniatura

Así, para asegurar la total impermeabilización, debemos utilizar productos que: - resistan la presión/contrapresión del agua, - sean poco sensibles a la intemperie. Y a su vez asegurar el mantenimiento de las condiciones de potabilidad del agua.