Elige el sistema SATE adecuado para tu proyecto

proyecto sate

Una vivienda de calidad debe tener diferentes características que intervienen en la comodidad y confort, pero hay algunas que son imprescindibles. Por ejemplo, debe resultar confortable a nivel térmico, ya que de lo contrario se tendremos un malestar térmico, que además nos comportará gastos extras de calefacción y refrigeración. Para conseguir ese confort térmico, lo mejor es contar con un buen aislamiento a nivel térmico, que además debe cubrir todas las necesidades de la construcción o de la rehabilitación del edificio. Elegir el sistema SATE adecuado para tu proyecto será clave para lograrlo.

¿Qué debes saber antes de elegir el sistema SATE adecuado para tu proyecto?

A estas alturas, pocas dudas existen en que los sistemas SATE son la mejor opción para aislar un edificio. Sin embargo, es importante saber elegir el sistema SATE más adecuado para tu proyecto.

New call-to-action

Un sistema SATE es un sistema de aislamiento térmico exterior, que mejora las prestaciones técnicas de la envolvente del edificio, y entre sus principales ventajas es que ayuda a eliminar los puentes térmicos de la construcción. Además, gracias la mejora de la inercia térmica de la envolvente, la temperatura en el interior de la vivienda se mantiene estable evitando así las variaciones térmicas dentro de la misma.

Instalar un sistema de aislamiento SATE en fachadas permite tener siempre un ambiente confortable en el hogar. Además, también se cuida la salud de los usuarios de las viviendas, ya que evita la aparición de humedad y la formación de moho. Sin olvidar que reduce el gasto económico , puesto que consigue reducir los consumos de manera sustancial.

Es un sistema válido tanto para las viviendas de nueva construcción como para la rehabilitación de edificios. En definitiva, se consigue optimizar la envolvente y además de manera definitiva.

El aislamiento térmico se instala en la fachada y consigue no solo mejorar la temperatura de la vivienda, sino también logra dotar al edifico un gran acabado que le conferirá la personalidad e identidad propia. De esta forma, se alarga la vida útil de la edificación y se le da un valor extra, al final las viviendas que alberga tendrán un valor más alto.

Un sistema SATE está formado por un material aislante, normalmente placas que se fijan al soporte mediante un mortero adhesivo y unas espigas. Después, se cubre con un mortero de regularización reforzado con una malla de fibra de vidrio. Por último, se aplica un acabado decorativo para conseguir el resultado que se está buscando.

¿Cómo elegir el sistema SATE adecuado para tu proyecto?

La elección del sistema SATE más adecuado va a depender principalmente del tipo de material aislante. A la hora de elegir el mejor material aislante hay que tener en cuenta estos factores:

  • Naturaleza y composición.

  • Soporte.

  • Conductividad térmica.

  • Aislamiento acústico.

Es fundamental contar con asesoramiento profesional para elegir el mejor sistema SATE para tu proyecto. Si entre las propiedades que buscas están el aislamiento térmico y el acústico, la mejor elección serían las lanas minerales y el mortero termoaislante. Si buscas la mejor relación calidad precio para satisfacer las necesidades térmicas, la placa de EPS/EPS Grafito es la mejor opción. Pero si eres de los que están más concienciados con el medio ambiente y buscas un material con la menor huella de carbono, existe la opción de placas de corcho natural. Si en la obra te encuentras con un soporte muy irregular y la instalación de placas requiere una regularización previa, y quieres evitarla puedes pensar en webertherm aislone (mortero termoaislante).

¿Cuáles son los aspectos clave en la instalación de un SATE?

Uno de los aspectos principales para la instalación de un SATE es la superficie que va recibir el sistema, puesto que debe estar preparada para soportar su instalación. Es decir, tiene que estar limpia, no tener fisuras y estar nivelada. Solo así se podrá colocar el sistema de manera correcta.

Una vez que el soporte está liso se haya impermeabilizado la parte inferior, es necesario instalar los perfiles de arranque en la base de cada parte del edificio . De esta forma, se facilita que se pueda instalar el resto de los elementos que se necesitan.

A continuación, se colocan los paneles aislantes, que suelen ser de algunos de estos materiales:

  • Lana de roca, poliestireno extruido (XPS).

  • Poliestireno expandido (EPS).

Para su colocación, se utiliza un adhesivo, un sistema de fijación mecánica o mezclar ambos sistemas. Una vez que está todo listo y dentro de la aplicación de SATE se coloca una capa de mortero, sobre ella una malla de fibra de vidrio y de nuevo una capa de mortero.

Para finalizar, se instala el acabado. Queremos recalcar que es posible elegir la terminación más adecuada para tu proyecto, ya sea en cuanto a materiales, texturas o colores.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar un sistema SATE a la hora de aislar a nivel térmico una edificación?

Decíamos al principio que una vivienda de calidad tiene una serie de características y mencionábamos que una de ellas es contar con un buen aislamiento a nivel térmico. Ahora ya sabes cómo se puede lograr: eligiendo el mejor sistema dentro de todos los tipos de SATE.

Seguramente a estas alturas ya tienes claras las principales ventajas de esta solución, pero queremos resumirte algunas de ellas:

  • Es un sistema válido tanto para obras de nueva construcción como para rehabilitar edificios antiguos.

  • Reduce los consumos energéticos de las viviendas.

  • Minimiza la huella medioambiental de la construcción.

  • Su instalación es sencilla y cuando se realiza en viviendas habitadas, los vecinos no sufren ningún tipo de molestia.

  • Ofrece diferentes acabados a nivel decorativo, para que puedas encontrar el que mejor se adapte a tu proyecto.

  • No se sacrifica espacio interior en las viviendas, ya que se coloca en el exterior.

  • Consigue eliminar los puentes térmicos de la construcción.

  • Termina con las infiltraciones exteriores en la fachada.

  • Se puede instalar sobre cualquier superficie.

  • Elimina el conocido como efecto pared fría en invierno.

  • Se beneficia de la inercia térmica del muro.

Estas son solo algunas razones para que tu única duda sea elegir el sistema SATE adecuado para tu proyecto, lo que está claro es que se trata de una apuesta segura.