Confort ambiental

Bebé tumbado con su madre en la cama

Desde hace años sabemos que la contaminación exterior puede influir negativamente en la salud de las personas y en el ambiente, aunque sólo recientemente hemos empezado a prestar atención a la calidad del aire interior (“indoor air quality”).

Pasamos el 90% de nuestro tiempo en ambientes cerrados: la casa, la oficina, el colegio, el gimnasio… Sin darnos cuenta, respiramos cantidades elevadas de sustancias contaminantes, hasta 5 veces superiores a las exteriores.

Factores de contaminación en interiores

En la calidad del aire interior influyen múltiples sustancias contaminantes:

  • Humo de tabaco
  • Alérgenos, como el pelo de gato
  • Productos químicos, limpieza y cosméticos
  • Hongos y mohos relacionados con la humedad
  • Compuestos Orgánicos Volátiles (COV's), incluyendo formaldehído

En el proyecto y en la adecuación de los espacios interiores, es importante tener en cuenta estos factores para poder garantizar la salud de los usuarios. Y es preciso además, garantizar un aporte adecuado de aire limpio a las estancias para mantener los valores de CO2 por debajo de límites que podrían afectar al confort y bienestar de sus ocupantes.

Atmocare para una calidad de aire mejor

Weber ha desarrollado soluciones innovadoras para mejorar la calidad del aire interior y exterior. Se basan en tecnologías activas que capturan, convierten y descomponen moléculas contaminantes tales como COV's, NOx y partículas, respetando el medio ambiente.

Eliminar formaldehído

El formadehído es un compuesto químico que se encuentra más en los interiores de las viviendas que en el aire libre. Generalmente lo emiten los muebles de aglomerado o productos de limpieza.

Existen nuevas soluciones de yeso y pintura que permiten absorber y neutralizar las partículas de formaldehído convirtiéndolas en partículas inertes.